BÁLSAMOS NATURALES PARA COMBATIR LAS BOQUERAS

Puede ser que padecer de boqueras no sea grave. Sin embargo, la persona que atraviesa esa dolencia no deja de angustiarse cada vez que se mira al espejo. Su preocupación aumentará si tiene que concurrir al trabajo o participar de cualquier encuentro social. Más allá del aspecto que presente su cara, tendrá que soportar el dolor si tiene que hablar, comer, beber y hasta conciliar el sueño por las noches. Lo conveniente es encarar un tratamiento ni bien se observan los primeros signos de la perleche. Mientras hace efecto el método terapéutico, se puede encontrar alivio con algunas topicaciones naturales como las que proponemos a continuación.

El gel que contiene la hoja de aloe vera tiene propiedades antisépticas y calmantes. Se puede aplicar sobre el área afectada varias veces al día. No hay necesidad de retirar el gel con agua. Si al aplicar la sustancia se provoca alguna reacción alérgica, en las casas naturistas se puede conseguir aloe vera que esté estabilizado.

El pepino es otra planta con propiedades calmantes y antibióticas.  Una forma de utilizarlo es sacándole la cáscara y cortando rodajas, para aplicarlas directamente sobre la piel afectada. También se puede procesar la pulpa del pepino y aplicar la pasta durante al menos veinte minutos.

Vayamos a la miel natural orgánica o al propóleos, unos de los mejores bálsamos antisépticos. Hay que procurar que a cualquiera de estas sustancias producidas por las abejas no se le haya incorporado ningún aditivo, ni tampoco que se la haya sometido al calor. Se debe aplicar en el área afectada dos veces al día y dejar actuar por unos quince minutos, procediendo a enjuagar con agua tibia. Hay que resistirse a pasar la lengua por los labios cubiertos de miel, para no echar a perder el tratamiento por el efecto de la saliva.

La manteca de cacao o una crema humectante con vitamina E será ideal para mantener los labios hidratados y nutridos. Son buenas soluciones para cuando se tiene que permanecer varias horas al aire libre, sobre todo si hay bajas temperaturas y/o fuertes vientos.

Si los labios y sus adyacencias se encuentran inflamados y descamados aunque no hay lastimaduras, se puede frotar suavemente con una pizca de sal y proceder a untar con aceite de oliva. Calmará el picor y suavizará la piel.

Por último, recordamos las propiedades calmantes, desinflamantes y antisépticas de la manzanilla. Hay que realizar una infusión con flores de manzanilla orgánica disecada y dejarla enfriar. Se cuela y se aplica con una gasa o algodón varias veces al día.

¿Qué podemos hacer Ahora Mismo?
Hoy existe un novedoso tratamiento, totalmente natural y muy simple, con el que se puede eliminar la perleche o boqueras en tan solo 7 días (o menos). Este tratamiento ataca la verdadera causa de la enfermedad y no solo los síntomas, asegurando resultados a largo plazo. Si usted desea eliminar para siempre esas comisuras en los labios y la vergüenza que causa esta afección, puede conocer este método de resultados comprobados haciendo CLICK AQUI.